Sueño

Me desperté en una habitación que desconocía. Me levanté de una cama que tenía sabanas blancas y me asomé a la ventana: una pared de ladrillos alta. No podía ver qué había del otro lado, y cuando miré hacia abajo me mareé. Estaba en el piso de un edificio muy alto. Asomándome un poco más pude ver algo del edificio. Eran muchas ventanas iguales a las de la habitación en la que me encontraba.

Me volví hacia adentro y caminé por la habitación buscando. No sé realmente qué buscaba, pero lo que encontré fue un baño en el cual todo era blanco, los azulejos de las paredes y del piso, el lavatorio de pie y el inodoro. Me lavé la cara y tomé agua de la canilla. No había espejo. Cuando salí encontré otra puerta.

Un pasillo con piso de alfombra color gris y otras puertas iguales a la que acaba de abrir.

Estaba desesperada, no sabía quién era, dónde estaba, ni qué hacía ahí.

Al final del pasillo vi una puerta doble, negra y grande. Caminé hacia ella y cuando la abrí había muchas personas, como esperándome.

Me desperté.    

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s